PRONASAR

Regresar a proyectos

El 13 de Septiembre de 2002 se suscribió el Convenio de Préstamo Nº 7142 – PE, entre la República del Perú y el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), por US $ 50 millones de Dólares, destinado a financiar parcialmente la ejecución del Programa Nacional de Agua y Saneamiento Rural – PRONASAR.

El costo total estimado del programa fue de US $ 80 millones, de los cuales US $ 50 millones corresponden al financiamiento por parte del Banco Mundial (BIRF), US $ 25 millones al aporte del país y US $ 5 millones a una donación del gobierno Canadiense. En diciembre de 2011 se firma el Convenio de Préstamo 7978 PE, por el cual se aprueba un financiamiento adicional del PRONASAR por la suma de US$ 30 millones complementado con una contrapartida nacional de US$ 20.95 millones. PRONASAR culminó los desembolsos de cooperación en junio de 2013 y sus actividades en octubre 2013.

El Programa Nacional de Saneamiento de Agua Rural –PRONASAR, es un programa que tuvo como objetivo general mejorar la salud y calidad de vida de la población rural en localidades entre 200 y 2,000 habitantes, mediante la rehabilitación y/o construcción de nuevos sistemas de agua potable y saneamiento, involucrando a las comunidades organizadas y municipalidades distritales, proporcionándoles capacitación, educación sanitaria y asistencia técnica para la administración, operación y mantenimiento de los servicios instalados, a fin de garantizar la sostenibilidad de los mismos. Asimismo, contó con un piloto para pequeñas ciudades con poblaciones entre los 2,001 a 15,000 habitantes, donde el propósito principal fue implementar modelos de gestión de los servicios de agua y saneamiento con participación del sector privado.

El ámbito de intervención del PRONASAR comprendió los departamentos de Apurímac, Arequipa, Ayacucho, Huancavelica, Huánuco, Junín, Lima, Pasco, Piura, Amazonas, Ancash, Cajamarca, Cusco, Puno, Lambayeque, San Martín e Ica.

Entre los años 2012 y 2013 se han culminado 88 proyectos para 94 localidades rurales que han beneficiado a 42,700 pobladores de 7 departamentos del Perú, con más de 8 mil conexiones intradomiciliarias y más de 7 mil Unidades Básicas de Saneamiento (UBS).